pablo

COMER TORMENTAS…

¿Puedo comerme un grito? Pero en sentido literal, y no figurado.

Durante el sorprendente evento GÉISER de ayer, esa fue la pregunta que nos hizo Ignacio de Juan, CEO de Estruc24, en representación del Food Hub Barcelona. Y la respuesta es sí. Se puede comer un grito, y una tormenta, incluso puedes escoger entre tormentas atlánticas o mediterráneas, o pompas de jabón con sabor a tortilla… o a cachopo, por qué no. Tienen un departamento de comida ciencia-ficción que luego convierten en realidades como, por ejemplo, platos que flotan sobre la mesa, o bombones voladores. Sorprendentes propuestas de un grupo de locos que han decidido borrar los límites de lo conocido para convertir sentidos aparentemente contradictorios en realidades tangibles.

Sergio Calvo, el vicerrector de apoyo a la docencia y la investigación de la Universidad Europea de Madrid nos habló de cambios en los paradigmas educacionales, la sustitución de profesores por acompañantes en el proceso formativo, las aulas virtuales, o bien físicas sin muebles, con moqueta en el suelo y con todo el mundo descalzo, cada cual con su aparato electrónico conectado a una red donde los conocimientos se vuelcan, y donde las evaluaciones evolucionan de la acumulación de datos al desarrollo de competencias.

Álvaro Burgos, director de estrategia de eBay España nos contó cómo la logística será personalizada, y las compras se ajustarán cada vez más a perfiles individuales, con un desarrollo que se basará en la persona, y no en los productos. Misma filosofía que la transmitida por Lucio Fernández, CSR de Redyser, que nos contó cómo su empresa ha entendido que la evolución tecnológica debe tener como centro y destino final a las personas. Ignasi Vidal, Manager de SAGE España nos indicó los cambios tecnológicos que cambiarán nuestra vida pasado mañana, con tecnologías como Blockchain, que horada en los pilares de lo establecido a niveles desconocidos, con instrumentos como el contrato inteligente o la contabilidad por partida triple, que hará que los notarios, registradores, asesores financieros y abogados se replanteen dónde está el norte y dónde el sur. Por último, Rubén Medina, con solo 28 años, desplegó su vasta experiencia, acumulada mediante su trabajo en varias multinacionales, para hablarnos de marketing digital, y señaló algunas carencias en formación que o bien subsanamos nosotros, o vendrá alguien de fuera a hacerlo, como suele ocurrir.

Pablo Marrero, socio director de Biplaza, con GÉISER como instrumento magistralmente dirigido por Gustavo García, han recogido el testigo, y a diferencia de otras ediciones anteriores, en las que íbamos a escuchar a los gurús de nuestro país explicarnos por dónde va el mundo, se centra ahora en desarrollar herramientas aquí, en Tenerife, que nos subirán a la altura de lo que ocurre fuera, y que nos colocará en el mapa para actividades impensables hasta ahora. Se han propuesto convertir a Tenerife en un centro tecnológico y de conocimiento de primer nivel.

Quieren que aquí también imaginemos cómo podemos comernos un grito.

No será fácil. Ni será mañana. Pero, de momento, ya nos han metido a todos el bicho dentro.

Ánimo, suerte.

Y enhorabuena.

No Comments

Post a Comment